Cómo montar una cocina

Diseñar cocina

Aquí os presentamos unos sencillos consejos para poder diseñar y realizar una cocina.

  • Tomar medidas de la cocina:

Medir la longitud y anchura de las paredes, en diversos puntos, ya que a veces presentan irregularidades. Medir y señalar  las puertas y ventanas, con marcos incluidos, y puntea la curva que trazan cuando se abren. Dibujar un plano con todas las medidas. Si deseamos conservar los electrodomésticos, marcamos su posición y medidas. También tenemos que señalar las vigas y columnas, los puntos de conexión de luz, agua y gas, llaves de paso, salidas de humos, radiadores, rejillas de ventilación.

  • Elección de los muebles y tipos:

Columnas y semicolumnas: Para el horno y el microondas, o como armario despensa. De 150, 200 ó 220 cm de altura y  58 cm de profundidad más el grueso de la puerta.

Mueles altos

Pueden llevar puerta o vitrina. Disponibles de 70 ó 90 cm de altura y 33cm de profundidad más el grueso de la puerta. Los anchos van desde 30cm hasta 100 de 5 en 5 cm. Serán los primeros en montar para poder colocarlos con comodidad.

Muebles bajos

De 70 cm de alto (entre 85-90 cm con patas y encimera). Los anchos igual que en los altos. Pueden llevar  puertas, cajones, caceroleros o botelleros. También existen módulos especiales para colocar con fregadero, horno y rinconeras para los ángulos. Una vez colocados, instalaremos la encimera sobre ellos.

Puertas

Después elegiremos las puertas para poner en los armarios que cuadren con las medidas de nuestra cocina. El material más utilizado en las puertas para cocinas hoy en día por su resistencia y variedad de diseños es la Formica.

  • Encimera y remates:

Las encimeras: Una vez instalados los mueles bajos procederemos a colocar la encimera. Las encimeras laminadas suelen ser las más habituales, en su mayoría imitan con gran acierto a materiales nobles como maderas, piedras, mármoles… muy versátiles y económicas, no exentas de calidad.

El fregadero: Los materiales más habituales son de  acero inoxidable, sintéticos y cerámica. Lo primero que debemos hacer es decidir la medida que queremos que tenga el mueble donde colocaremos el fregadero y su situación dentro de la cocina. Luego escogemos el material dependiendo del uso y la frecuencia con que vayamos a usarlo.

El grifo: Debemos saber dónde queremos colocarlo: en la pared, la encimera, el fregadero…. En la actualidad existen multitud de modelos de grifos para cocinas.

La campana: Deberemos colocarla en un mueble destinado a albergar la campana extractora o bien colocarla directamente en la pared si se trata de una campana decorativa.

Los accesorios: Para completar la cocina necesitaremos algunos elementos más, algunos imprescindibles como el copete para la encimera, zócalo para los muebles, rejillas para escurrir platos y vasos… También disponemos en el mercado de cajones y gaveteros que se adaptan a las medidas de los muebles de nuestra cocina, incluso cuberteros para dentro de los cajones.

Montar uno mismo la cocina en kit tiene numerosas ventajas, además del considerable ahorro de dinero, pues no resulta difícil y podemos hacerla completamente a nuestro gusto, ya que a día de hoy existen tiendas que venden los muebles en kit, para llegar y colocar.

 


Puede utilizar el programa gratuito Kitchen Draw por 30 días, más que suficiente para diseñar nuestra cocina. Descargue Kitchen Draw 5.0 y también utilizar algunas de las aplicaciones para dispositivos móviles.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies