Encimeras para cocina

Encimeras para cocina

Las encimeras de cocina pueden ser de diferentes materiales, gruesos, diseños y formas.

Las más populares por precio y facilidad de montaje son las laminadas  de resinas acrílicas sobre aglomerado hidrófugo, ( Formica, Duropal…) que son bastante resistentes, muy prácticas y tienen muchos diseños donde elegir, imitando maderas, piedras, granitos, mármoles…El canto frontal suele ir postformado y para su montaje cuentan con varias piezas para facilitar la labor:  uniones angulares o  uniones rectas (cromadas, acero inoxidable, blancas o bronces) y los extremos se cubren con unas cantoneras también metálicas. Se pueden comprar a medida en almacenes de bricolaje especializados y tiendas de cocinas.

Encimeras de aglomerado con Formica o Duropal
Encimeras de cocina laminadas

A favor:

  1. Precio económico
  2. Variedad de diseños e imitaciones de otros materiales.
  3. Fácil limpieza.

En contra:

  1. Poca resistencia al calor.

En los últimos años han tomado protagonismo las encimeras tipo Silestone o Quarella, es un producto elaborado con cuarzo y resinas derivadas de la contaminante industria del petróleo, pero su principal inconveniente es que el fabricante de Silestone ha decidido incorporarle el agente bactericida Microban (triclosán).Varios estudios indican que puede favorecer la aparición de bacterias resistentes. Otros muestran que dentro del cuerpo actúa como una hormona que altera el funcionamiento del sistema endocrino. Demasiados riesgos para un producto que no ha demostrado una eficacia superior contra las bacterias patógenas que la simple agua con jabón. Suelen ser más caras que las de granito o mármol natural y precisan mayor  mantenimiento. Su instalación precisa de personal especializado.

Encimeras de polvo de cuarzo
Encimeras de cuarzo

A favor:

  1. Casi nula su porosidad
  2. Amplía gama de colores y texturas.
  3. Resistencia alta a los rayajos.

En contra:

  1. No soporta el calor directo.
  2. Escasa resistencia a los impactos.

Los granitos y mármoles son minerales naturales y por lo tanto más duros, hay que diferenciar que el mármol es más poroso por lo que entrará más la humedad y se filtran más los líquidos procurando tener más cuidados con producto abrasivos para no perder el brillo y los golpes. El granito al ser menos poroso es más indicado para las encimeras de muebles de cocina, soporta mejor los líquidos aunque hay que tener cuidado con los productos de limpieza en cuanto a su composición en sulfatos y grasas. A estas encimeras se les da un tratamiento para tapar los poros, pulirlas y darles más brillo que hace que resistan bien los líquidos y perdure el brillo.

En granito y mármol serán más resistentes a mancharse, no sólo por le tratamiento que se de si no por la calidad de la piedra, las piedras vienen de diversos países y unas son más porosas que otras lo que hace que sean de más calidad dependiendo del tipo, nacionalidad y tratamiento. Todos los granitos o mármoles no son igual de duros o tienen la misma impermeabilidad. Pero si que es cierto que es el material más usado por su resistencia en el mercado para muebles de cocina en cuanto a golpes y calor. Aunque limitado en colores y porosidad que puede filtrar líquidos.

Encimeras de granito
Encimeras de piedra natural

A favor:

  • Resistencia a golpes
  • Resistencia al calor
  • Terminaciones muy diversas
  • Mejor precio que el cuarzo.

En contra:

  • Material poroso, posibilidad de manchas con según que material, tratamiento y líquido que la penetre.
  • Colores y variantes muy específicos de piedras.


Después de las más habituales podemos encontrar otros tipos de encimeras menos comerciales pero que también se pueden poner con los muebles de cocina aunque suelen ser más caras por exclusivas.

  • Encimeras de acero, pueden ser totalmente de acero (como las de hostelería), o de tablero de aglomerado o dm que van forrados en una capa pequeña de acero.
  • Encimeras de cristal, pudiendo tener serigrafía y distintos grosores.
  • Encimeras de azulejos, se usa mucho en cocinas de mampostería y sobre todo rústicas.
  • Maderas macizas, las más habituales son en tableros alistonados de haya, roble, cerezo y nogal




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies